Vistas a la página totales

viernes, 4 de marzo de 2016

Field Marshall Series 3 (1949)

La  máquina

 

Foto  :   Andy  Dingley  en   https://en.wikipedia.org/wiki/Field_Marshall#/media/File:Field-Marshall_tractor,_Castle_Combe.jpg




 

Como ya es habitual en el comienzo de las entradas de este sitio , les pido  que  abran los libros de historia de Ibañez , y ahí , precisamente , en la página siete , leeremos que Marshall , Sons & Co. fue una compañía originada en Lincolnshire , Inglaterra , en 1848 dedicada a la construcción de maquinaría y agrícola , y de esa rara especie típicamente británica de las máquinas a vapor de ruta , aproximadamente una locomotora de vapor de ferrocarril , pero con el canto de sus ruedas plano , un mecanismo de dirección , y una velocidad mucho menor . En 1900 comienzan a fabricar unas pocas unidades de tractores con motor de combustión interna ; en 1928 comienza la producción de una estirpe de modelos (15/30 , 12/20 y Model M) que aún teniendo la configuración general y el aspecto de los semidiésel "cabeza caliente" como los Lanz Bulldog o los Landini (monocilíndricos horizontales , con la cabeza del mismo asomando notablemente en sus frontales) , iban un paso adelante : eran verdaderos diésel de dos tiempos .
¿ Y cuál es la diferencia ? En los semidiésel , la explosión del combustible se debía a la combinación de alta presión con el aporte de calor de una rejilla de hierro que debía ser puesta al rojo antes del arranque (de ahí la denominación cabeza caliente) , y que con el calor de las sucesivas explosiones , se mantenía a la temperatura necesaria.
En los motores diésel , la detonación del combustible se logra exclusivamente por la alta presión conseguida por el pistón . Este último sistema es termodinámicamente más eficiente , pero las altas presiones alcanzadas en la cámara de combustión , requieren de un potente motor eléctrico de arranque para iniciar el ciclo .
Y los Marshall carecían de sistema eléctrico ... Como el arranque debía hacerse por "tracción a sangre" , se ideo un simple pero eficiente sistema "decompresor" que , siguiendo una pista en espiral tallada en el volante del motor , accionaba una válvula que descomprimía el cilindro en el punto de máxima presión , de modo que el pobre cristiano que le daba vueltas al volante pudiera completar el ciclo y esperar el encendido . Este sistema operaba por un total de seis vueltas (se calculaba que con tres vueltas se podía encender el motor ...) , dejando después la válvula cerrada , para que el motor continuara su ciclo diésel . Para lograr la ignición con la baja presión del arranque , se usaba la brasa de una mecha de papel enroscado , atornillada en la cabeza del cilindro (¿ se acuerdan de la "accensione a sigaretta" en el Cassani 40 CV ?)
Después de estar casi consagrada al esfuerzo de Guerra , la compañía relanza sus tractores , y haciendo un juego de palabras con su nombre , los bautiza "Field Marshall" (Mariscal de campo) , y los adorna con el emblema de una mano sosteniendo el cetro que representa a esa alta dignidad militar .
La base mecánica era la del modelo M , a la que se sumaron en las siguientes Series (hubo cuatro : 1 , 2 , 3 , y 3A) , mejoras en el arranque (que llegó a ser eléctrico en los 3A) , y en las cajas de cambios .
Visualmente se distinguían del M , por una cobertura de chapa liviana que pulía los toscos relieves del mismo y llantas estampadas de color aluminio , que sumadas a la terminación general en verde Brunswick les daba una apariencia realmente elegante .
Una de las mejoras en el arranque , fue la introducción del sistema Coffman por cartucho de pólvora . Este método reemplazaba la primera ignición de combustible por la explosión de un cartucho , iniciando de esta forma el movimiento del motor . Fue muy usado en aviones , tanto con impulsores radiales (Grumman Wildcat), como lineales (Hawker Tempest) . Quienes  hayan  visto  cualquiera  de  las  dos  versiones  de  "El  vuelo  del  Fénix" , recordarán  que  este  sistema  de  encendido  aportaba  uno  de  los  momentos  más  dramáticos  de  la  trama .
En los Field Marshall se empleaba un cartucho de escopeta 12/70 , sin perdigones, que  detonaba  al  golpear  con   un  martillo  la  aguja  percutora.
A pesar de estar en inglés , este video es muy gráfico , y muestra todos los preparativos del arranque : puesta en posición del volante , ajuste del dispositivo depresor , carga de cartucho y mecha , y disparo .     

   



Nuestro Series 3 estaba propulsado por un diésel monocilíndrico de 5 100 cc. , refrigerado por agua , que entregaba 40 Hp a 750 rpm . La caja estaba dotada de un "creeper" (selector de rangos "alto" y "bajo") que duplicaba las tres marchas adelante y una reversa de las series anteriores , y le permitía una velocidad máxima de 19 Km/h .
Sus dimensiones (largo/ancho/alto) eran 2950 / 1830 / 2150 mm. , y su peso era de 2 500 kg.
Se fabricó entre 1949 y 1953 .
 
Foto  :    KARINIA2     en    http://s216.photobucket.com/user/KARINIA2/media/My%20Tractors/Peter%20Bourne%20Sale%202009/2009_1009_105601AA.jpg.html

 

  El  modelo


Este es uno de los más hermosos y mejor plasmados modelos de la colección Hachette/UH , y lo codicié desde que lo conocí . El primero que compré estará en el parauniverso , porque a Florida nunca llegó ... El segundo ... mejor no hubiera llegado , porque lo hizo en un embalaje tan pobre , que el escape estaba desprendido , y el volante deformado ; mis intentos por repararlo tropezaron con mi torpeza inherente , hasta el punto de hacerme perder la paciencia , y arrumbarlo en el placard.
Afortunadamente me tropecé con un raro e interesante kit de conversión inglés , y ambos esperan ahoran en mi gabinete el nacimiento de una nueva "criatura" ... ( carcajada de Vincent Price , de fondo).
Finalmente , gracias a Ricard (un catalán tan querido a esta altura como el "Nano" Serrat ) , arrivó mi Field Marshall como siempre , embalado a prueba de bombas , y más rápido que una napolitana grande con jamón (¡y eso que tengo la pizzería a dos calles!).
 









Si  vieron  el  video  van  a  poder  reconocer  la  mariposa  de  la  mecha , y  el  cerrojo  del  cartucho.







 ¡ Hasta  la  próxima !

15 comentarios:

  1. Uno sabe que es viernes por que aparece una nueva entrada en el blog del Taller de don Pablo!

    En esta ocasión me aclaraste un poco el tema del arranque mediante cartucho de pólvora, algo que recuerdo sobre todo (y como bien dijiste) por la película del "Último Vuelo del Fénix". Lo que nunca hubiese imaginado es que también un tractor podía arrancar así!

    Qué arte se requería para poner en marcha estas máquinas... me imagino que si la gente que sabe hacerlo con el tiempo desaparece se podrían perder esas sabidurías (bueno, qué digo, ahora tenemos Youtube y sus millones de tutoriales!).

    Y claro, la miniatura ahora ofrece más encanto al saber para qué sirven algunos de los mecanismos reflejados. Si no lo llego a ver, nunca habría sabido qué era esa especie de espita delantera.

    Gran trabajo de documentación, maestro, y un saludo. Y menos mal que perseveraste hasta conseguir este "bichito" verde, si no no conoceríamos sus entresijos.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un devoto de Youtube . Desde arranque de tractores , hasta adolescentes haciendo pelotudeces con Coca-Cola y hornos de microondas .
      Marginalmente , me brinda dulces sorpresas al encontrar música y películas que creía definitivamente perdidas ...

      Se agradece el elogio , y te digo que tenía que tener sí o sí un Field Marshall , aunque fuera yendo al pueblo de Diego , y afanarme uno real !

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Qué buena peli la del "Fénix". Respecto de los detalles de las miniaturas, aquí en mi pueblo, que es donde se desarrolla la "Fiesta Nacional del Tractor" se juntan ejemplares antiguos de toda laya, incluso hay de estos Field Marshall. Un par de veces expuse mis miniaturas en esa fiesta, y los entendicos se pasaron largos ratos observándolas -lupa mediante- y conversando entre ellos acerca de los detalles representados en la misma. Incluso algunos han llegado a identificar el modelo del tractor a partir de esos detalles que descubrían que para mí no tenían mucha explicación.
    El modelo es como toda la serie, excelente, y con el plus de no necesitar retoques en faros!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cuál viste? ¿La de 1965 , o de 2004?

      Eso que comentás es muy cierto , y habla de la fidelidad del modelo . Si mirás la foto 11 , vas a ver dos palancas plateadas , que son los mandos de la caja . En las Series 1 y 2 sólo había una ; la segunda palanca es la del creeper , que apareció recién en la Series 3.

      Elegí este modelo , como al Hanomag de la entrada anterior , precisamente por los faros ; me metí en una "pablada" que no me deja tiempo par otras modificaciones ...

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Ví las dos pelis, la que mas me impresionó, obviamente fue la original, porque era chico y no conocía el final. La remake está bien, pero ya había perdido el factor sorpresa. La verdad que cuando ví la primera jamás imaginé lo que harían esos tipos con los restos del avión!
      Saludos!

      Eliminar
  3. Excelente post, de antología.‎
    Muy interesante la explicación del encendido de los diesel, espero que sea cierta porque me la voy a tatuar en la espalda.
     Me quede pensando en el encendido a cartucho (geniales las películas del Phoenix aunque me gustó más la primera), en el esfuerzo a que se someten el primer pistón y la primera biela, en ese primer momento que tienen que vencer toda la inercia detenida del motor.‎
    Otra duda: estos tractores Marshall fueron antes o después de las heladeras?

    PD: ahora solo falta que explique el funcionamiento del diésel de 2T.

    ResponderEliminar
  4. ah! el modelo es una uva,
    ahora que pude ver las fotos y video en la computadora,
    se lo puedo decir mirándolo a los ojos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le agradezco mucho ; es obvio que la intención del blog es hacerlo lo más llevadero posible para los lectores.

      ¡No! Si se va a tatuar la espalda , permítame sugerirle como motivo un calamar con la divisa : " Por siempre 'Tense'"

      A mí también me dió que pensar la potencia de ese cartucho , y en lo que debe ser recibir un disparo de Ithaca , aunque sea con "protocolares" balas de goma ...

      Lo de las heladeras habría que preguntarselo a Joaquín Lavado y a su hija Mafalda , que estuvieron prendidos en ese curro.

      En alguno de esos modelos raros , en los que no se encuentra nada para decir , le voy a explicar los dos y cuatro tiempos con pelos y señales . En el post de hoy no entraba ni a caño .

      Me preocupa que su sinceridad venga en dos versiones : Smart phone y PC .
      ¡'jue perra ! ¡La eletrónica está matando a los criollos , canejo!

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Me olvidé : no vi la segunda , ni lo intenté . Es que en la primera , además de James Stewart , trabajó Richard Attemborough ; uno de mis ídolos de las películas de acción inglesas de mi infancia , junto a Stanley Baker , Anthony Quayle , Harry Andrews , John Mills , Ian Bannen ...
      La carcajada de Sir Richard cuando se enteran de que el alemán mentor del proyecto (Hardy Krüger), diseñaba planeadores a escala , es una de las escenas que jamás voy a olvidar ...

      Eliminar
    3. la película nueva tiene muy buenos efectos visuales, y hasta cuenta con el doctor house haciendo un timing de acción que obliga a mirar hasta el final con un sentido de urgencia muy apurado papel muy solapado, el espectador tiene que mirar apurado pensando que el final de la película va a llegar antes de que termine.
      pero tanta espectacularidad moderna echa a perder el minimalismo que tenían las situaciones y diálogos de la primera versión,
      hay muchas escenas, como el diálogo que cita, que están totalmente desaprovechadas, pasan sin pena ni gloria.
      uno de esos casos en que cambian por cambiar y terminan cambiando o sacando algo que era bueno.

      Eliminar
    4. Entiendo ; de todas formas trataré de verla , aunque sea "just for the record".
      ¡Gracias Morelli!

      Eliminar
  5. Que hermosura! Qué mística tienen estas máquinas con todo ese proceso necesario para darles arranque, se lo ve facil en el video, pero me imagino en una gélida madrugada invernal en el campo cuántos intentos serían necesarios...
    La miniatura no tiene desperdicio, lo primero que fui a buscar fue la manijita del cilindro y la del cartucho y por supuesto ahi estaban, como debe ser y fiel a la tradición de UH de no dejar nada de lado.
    Y si encima tuviste todos esos avatares para tenerla como dios manda, pues doble felicitación entonces!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Realmente es como un Bentley de los campos! Seguramente era una tarea jodida el arranque , y cuanto más baqueteada estaba la máquina , peor .

      Las miniaturas de UH realmente merecerían algo así como el logo del perrito de RCA , porque son por sobre todo fieles .

      Dicen que cuanto más se busca una cosa menos se consigue , pero hacéle entender a una mezcla de tanos e indios que no lo intente ...

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Pablo, me gustó este bicho, ese "todo verde" ya de por si lo diferencia del resto, y que decir el enorme escape con pinta de instrumento de viento. Cuando hable de los ibros de Historia de Ibañez, no se olvide de Astolfi! Mejor no me recuerde esos años, hice la secundaria entre 1976 y 1980, eso lo dice todo...
    Abrazo!
    PD1: Trataremos de ver "El vuelo del Fénix".
    PD2: Los mecánicos del "Juanh Racing Team" se preocuparon porque no los visitó esta semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de Formación Cívica de Aleixandre eran todavía peores ...

      Un abrazo!

      PD : ¡Ups! Me había quedado viendo fotos , tratando de descubrir qué tenía de malo ese azul , y me olvidé . ¡ Voy por la Ferrari !

      Eliminar