Vistas a la página totales

viernes, 14 de septiembre de 2018

FIAT 702 (1919)

La máquina

Sin  información  de  Copyright




Con  el  modelo de  hoy  volvemos  a  tiempos  probablemente  no  más  virtuosos, pero  seguramente  menos  virtuales. Este  tractor  italiano  se  fabricaba  en  Italia. La  razón  social  de  su  marca  tenía  sede  en  la  fábrica  y  aunque  sea  una  mínima  parte  de  sus  beneficios  retornaba  a  la  comunidad  en  forma  de  empleo  estable  y  contribuciones  al  fisco; no estaba  constituida  en  Hamilton, Amsterdam  o  Delaware  para  mejor  evadir  legislaciones  laborales  e  impositivas.
Los  muchachos  de  antes  no  usaban  off  shore.
En  estos  paseos  por  la  Historia  pudimos  observar  que  la  IGM  produjo  un  boom  de  la  industria  de  maquinaria  agrícola, en  principio  de  la  norteamericana  y  posteriormente  de  la  europea. La  movilización  y  posterior  pérdida  en  el  frente  de  gran  cantidad  de  trabajadores  del  campo  sumadas  a  la  imprevista  prolongación  del  conflicto, llevaron  a  que  la  producción  de  alimentos  descendiera  a  niveles  críticos  en  todos  los  países  beligerantes, y  la  respuesta  de  la  mayoría  de   estos   ante  el  problema  fuera  la  mecanización  rural.
La  campaña  denominada  Aratura  di  Stato, emprendida  por  el  gobierno  italiano  en  los  dos  últimos  años  de  la  guerra  y  empleando  tractores  Case  tripulados  por  personal  militar, se  encargaba  de  laborar  campos  que  permanecían  prácticamente  abandonados  e  improductivos    por   falta  de  mano  de  obra.
Aún  habiendo  cumplido  con  su  propósito, la  gran  mayoría  de  esas  máquinas  o  bien  quedaron  inservibles,  o  su  posterior  utilización  se  volvió  poco  práctica, por  lo  que  fueron  liquidadas  por  pocas  liras  al  final  del  conflicto.
Los  motores  de  esos  viejos  tractores  estadounidenses, tanto  por  su  moderada  robustez  como  por  la  cara  nafta  que  consumían, se  revelaron  como  poco  apropiados  para  las  condiciones  de  empleo  en  Europa, siendo  un  dato  tenido  en  cuenta  por  posteriores  constructores  italianos  como Bubba  y  Landini, que  optaron  por  impulsores  semidiesel  de  cabeza  caliente.
 La  Fabbrica  Italiana  Automobili  Torino, fundada  un  año  antes  del  comienzo  del  siglo  XX, y  que  para  la  primera  década  de  éste  ya  se  había  involucrado  en  la  producción  de  autos, camiones, motores  marinos  y  material  ferroviario, no  iba  a  dejar  sin  explorar  el  filón  de  la  mecanización  agrícola.    
Sin  embargo  su  enfoque  del  tema  era  diferente  al  de  sus  colegas  arriba  citados. El  tractor  FIAT  fue  pensado  como  una  máquina  de  fabricación  masiva, por  lo  tanto  debería  ser  de  fácil armado  y  con  un  uso discreto  de  materiales. El  mejor  representante  contemporáneo  de  ese  concepto  era  el  Fordson F  del  que  se  tomó  la  estructura  modular  sin  chasis.
Un  camino  diferente  se  siguió  para  la  elección  del  impulsor. Ya  desde  1911, el  camión  FIAT  18  con  su  motor  de  cuatro  cilindros  se  había  demostrado  un  vehículo   muy  fiable . Con  el  inicio  de  la  guerra  tres  años  después, conoció  el  servicio  de  las  armas  en  varios  tipos  de  misiones y  duras  condiciones, que  revalidaron  la  reputación  de  su  robustez.
Aún  así, y  en  vistas  a  su  aplicación  agrícola, se  redujo  su  régimen  en  un  25%,  lo  que  restaba  5hp  a   la  potencia  entregada  pero  aumentaba  todavía  más  su  resistencia  al  desgaste  y  su  fiabilidad. También, y  teniendo  en  cuenta  la  economía  de  empleo, se  restringió el  uso  de  nafta  para  el  arranque; una  vez  entrado  en  régimen  el  motor, un  dispositivo  vaporizador  calentado  por  el  escape  permitía  el  uso  de  kerosén, mucho  más  barato.
Durante  las  pruebas  a  campo  del  prototipo  en  las  afueras  de  Torino, se  constató  que  el  agregado  de  una  suspensión  al  tren  delantero, en  forma  de  una  única  ballesta transversal, mejoraba  sensiblemente  la  estabilidad  direccional. Este  es  un  refinamiento  que  hemos  visto  en  pocas  máquinas  más  modernas.
Finalmente  el  14  de  agosto  de  1918, el  senador  Giovanni  Agnelli, capo  di  tutti  capi  de  la  FIAT, presenta  ante  las  autoridades  del  Ministerio  de  Agricultura  el  denominado  modelo  702, que  quedará  como  patriarca  de  una  larga  e  importantísima  estirpe  en  la  historia  de  los  tractores.
Nuestro  modelo  de  hoy  era  impulsado  por  un  cuatro  cilindros  policarburante  refrigerado  por  agua  de  6235 cm³, que  entregaba  30 hp  a  900 rpm. La  caja  era  de  tres  marchas  adelante  y  una  reversa  en  un  rango  de  velocidades  entre  3  y  6,6 km/h.
Sus  dimensiones  (largo/ancho/alto)  eran  320 / 165 / 190 cm, y  su  peso  2 700 kg.
Fue  construido  en  Torino, y  tardíamente  también  en  Módena, entre  los  años  1919  y  1925  por  un  total  de  2 097  unidades  entre  todas  las  variantes.

Foto  :   SurfAst   en   https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Fiat702_front2.jpg



 

El  modelo

Aunque nunca tuve una lista definitiva a la mano, me atrevería a decir que este modelo es uno de los supernumerarios de la edición italiana de "Tractores y mundo agrícola" de Hachette. Sin embargo lo he visto mucho menos seguido que a sus supuestos colegas. Tanto, que me allané a adquirir dos ejemplares al mismo y poco serio vendedor chino.
El primer modelo llegó con un aspecto muy diferente a la fotografía de la publicación de eBay: con el tren delantero partido y sujeto a la peana con una cinta adhesiva para vendajes. (Hay que reconocer que esta última era del tipo hipoalergénico, lo cual es una delicadeza). La  devolución del  envío, además de no reembolsarme todos los costos, me iba a ocasionar más molestias.
Mientras estudiaba la manera de repararlo, surgió un proyecto para el que las ruedas de aquel primer FIAT venían aposta. También  me  pareció  escuchar  a  Joe  Cocker   susurrando, "Two  wrongs  can  make  one  right", pensé  que  entre  dos  miniaturas  podía  llegar  a  armar  una, y  ordené  la  segunda.
Tienen  que entender  que  el  primer  tractor  FIAT, es  un ítem  muy  importante en  la  colección, y  se  trata  de  un  modelo  muy  accesible, por  lo  que  obtenerlo  puede  justificar  hacer  alguna  tontería.
Afortunadamente  el  segundo  ejemplar  estaba  en  mucho  mejores  condiciones  que  el  primero, así  que  apenas  hubo  que  tocarlo.


Las  ruedas  son  piezas  de  plástico  que  en  lugar  de  cortarlas, fueron  arrancadas  del  árbol  de  colada, con  las  consiguientes  marcas.


La  solución  consistía  en  limar  salientes, rellenar  huecos  y  repintar, pero  observando  fotos  me  pareció  que  esas nervaduras  en  la  banda  de  rodaje  (muy  comunes  en  las  ruedas  de  acero  para  estabilizar  la  dirección) estaban  algo  desproporcionadas.
De  hecho  le  daban  al  modelo  una  marcada  actitud  de  "nariz  arriba".


Ante  la  duda, decidí  atenerme  al  ejemplar  exhibido  en  el  Centro  Storico  FIAT, del  cual  una  foto  ilustra  esta  entrada, y  eliminé  las  nervaduras  con  trincheta, lima, y  lija.
El  refuerzo  posterior  del  tren  delantero  además  de  algo  grueso, estaba deformado, y  lo  reemplacé  con  alambre.


El  resto  se  redujo  a  unos  toques  de  pintura. A  las  bandas  de rodaje  de  las  ruedas  delanteras  y  los  crampones  de  las  traseras  los  pinté  con   Metalcote  color  acero,  una  mano  de  barniz  para  bajar  el  brillo, y  unas  pasadas  de  marrón  muy  claro  a  pincel  seco, para  darle  una  ligerísima  pátina  como  de  óxido  de  hierro  amarillo.
He  aquí  el  resultado.























¡Hasta  la  próxima!


 _________________________________________

 Amigos  españoles  comentaron  sobre  la  posibilidad  de  ver  por  acá  la  miniatura  de  una  máquina  hecha  en  sus  pagos. Les  respondo  que  siempre  es  posible  ya  que  cada  día  surgen  nuevas  colecciones  con  ítems  casi  desconocidos.
Como  puede  verse  en  este  fascículo  de  la  colección  "ТРАКТОРЫ, Историа, Люди, Машины", la  información  por  lo  menos  está...




24 comentarios:

  1. No sé por qué pero cada vez que veo una de estas "cafeteras italianas" recuerdo la película Novecento, inolvidable...

    Este par de granujas que te llegaron tuvieron suerte, dentro de lo que cabe (uno vino para el "arrastre") ya que tus manos hicieron con ellos un Frankenstein que no da nada de miedo! El modelo recuerdo haberlo visto en otra ocasión pero no tengo ni idea de dónde, la cosa es que ese capó cuadradote y ese logo de FIAT en la rejilla no son fáciles de olvidar, al menos para mí.

    Geniales todos los retoques, como siempre, sacando petróleo de donde no lo hay. Se ve que es importante históricamente, ya que como bien dices fue el primer tractor que desarrolló FIAT.

    Ojalá un día aparezca por tu Taller alguna maquinilla española "destripaterrones"! Me haría ilusión, pero no sé si existe algo por ahí.

    Abrazos!

    p.d. con los chinos se la juega uno a veces, pero yo en general estoy muy satisfecho con ellos. Lo malo es si viene algo cascado y tienes que devolverlo, entre una cosa y otra no merece la pena y sale más caro el collar que el perro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si tuviera las cuatro ruedas iguales se pareceria a alguna de esas cafeteras que eran los autos de carrera de la época; por lo menos gasta la misma pompa que aquellas.

      Con lo agrio que estoy ultimamente, me sorprendo diciendote que soy moderadamente optimista y no descarto la posibilidad de hacerme no solo con un Barreiros o un Ebro, sino también con algun Zanello, Agrinar o Pauny autóctonos en el futuro.
      Pensá que durante varias décadas de esplendor del diecast, solamente Ertl, Corgi, y pocos más sacaban un tractor de cuando en cuando.
      Con este siglo vinieron UH/Hachette y dieron vuelta todo. Después aparecieron las raezas impensables de la URSS, y sobre ellas otras más de la RDA, Polonia y Rumania.
      Por allá tuvieron colecciones temáticas de SEAT y Pegaso; no sería nada del otro jueves que homenajearan también al Capo Gallego y sacaran sus autos, camiones, buses, y ¿por qué no?, tractores.
      Acá salió una colección de vehículos de servicio incluyendo al Rastrojero, imposible de obtener modificando otras matrices. Con otra vuelta de tuerca se puede llegar mas cerca del campo ...
      Por lo pronto, ya tengo en la bolsa un Porsche y un Ursus polaco que daba por imposibles; será cuestión de sostener la caña y esperar.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Acabo de hacer un pequeño agregado a la entrada. Si tenés tiempo pasá y mirala.

      Eliminar
  2. Il Tractorcino Rampante!
    La verdad es que me gustaba màs antes, parecìa como encarando un wheeling.
    Se me ocurre que para evitar ese efecto, podìa haber suplementado la rueda trasera, quizàs con algunas vueltas de la cinta adhesiva hipo alergènica que tanto le criticò al chino.
    El tipo le facilitaba el trabajo y usted se enoja!
    De todos modos me gustò el tratamiento de las bandas de rodamiento, con metal a la vista sutilmente barnizado.
    Le encargo el fierrito de direcciòn desechado, estoy necesitando una barra estabilizadora para un SP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, dejarlo "proa a las nubes" era una posibilidad, pero Ud. sabe que los activistas de la Federación Argentina de Planchadores de Diecast (FAPLAD) son muy agresivos, y temí que me exigieran abrirle las ruedas traseras y dejarlas a 45° como las de un FIAT Uno.

      Lo que yo le recrimino a don Li, es que no me haya mandado un carrete de cinta entero. Así no se puede trabajar.

      Olvídese de esa pieza. Se la podía mover de acá para allá sin conservar la forma, pero no mostraba punto de fractura. Me dió cosa porque parecía algo orgánico, y lo tiré a la basura ...

      Eliminar
  3. Excelente este FIAT y mas siendo mas añejo como lo es, mas aún cuando los retoques hacen mas grande si cabe.

    Estos pequeños son una delicia, y según el país donde se vende la edición cambian los números para mas o menor número.

    Me apunto a lo de la entada de un labrante Español, claro que de momento está la cosa agría debido ala escasez de modelos.


    Otra maravilla de sus talleres los cuales retoman la actividad.


    Saludos Tocayo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Tocayo. Y como le digo mas arriba a Antonio, no hay que perder la esperanza, y sí hacerse de algo de paciencia.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Tocayo, hice un agregado a la entrada pensando en esto de los modelos españoles.

      Eliminar
    3. Gracias Capo por tomarte el trabajo, se aprecia!
      Efectívamente, algo se mueve por tierras eslavas...

      Abrazo!

      Eliminar
  4. Ah, bueno. Fiats en verde, pues hay otro en esta misma colección, el 700-A, muy similar, aunque se agradece la distopia. Me chiflan estos trastos que había que arrancar casi casi como "En busca del fuego".

    El tema es que la editorial de esta colección (Tracteurs en un país, y Trattori en otro), alteró los números de orden, y aquí sus restos nos fueron llegando de aquella manera.
    Ha hecho usted bien en rebajar el tren delantero, maestro, porque parecía que iba a despegar. Y no quiero dejar de resaltar su enorme paciencia de ir "pintando" las ruedas, crampón a crampón: el efecto del desgastado está muy logrado. Para usted puede que sea "pecata minuta", pero en mis manos el destrozo estaría asegurado.
    Son curiosos los brazos traseros, por llamarlos de alguna manera, con tres apoyos, pero un solo punto de enganche. O tal parece.
    Igualmente, me asombran los supuestos guardabarros, que no lo son, porque están pensados más para evitar un accidente del chófer, que un salpicón de húmedos tabones.
    ¿Se nota que es un Fiat? ¿No ha quedado suficientemente claro? Esa parrilla, más que un logotipo, es un anuncio publicitario en toda regla. Es casi imposible desviar la mirada. De haber existido autopistas en aquella época, se habría visto sobradamente que era un Fiat.

    En cuanto al asunto de un tractor de fabricación netamente española, yo creo que es una utopía, un imposible. Nunca existió una máquina española que se pudiera denominar como tal.
    Salvo que antes de la guerra, hubiera un Elizalde, un David, o un Hispano al que alguien se le ocurriera acoplar un arado detrás, eso no existió.
    Años después Santana-Land Rover sí lo hizo, sacó algún modelo con arado acoplable, pero eso ya sería licencia británica. Santana también se atrevió a motorizar alguna cosechadora Clayson, pero es el mismo caso.
    Nuestra Ebro fabricó bajo licencia Ford/Fordson, más tarde con Massey Ferguson, y ya los Nissan-Kubota al final de sus días.
    Barreiros fue licenciada por Ferguson, y más adelante por Hanomag; S.A.C.A., de brevísima historia, fabricó algún pequeño modelo de International Harvester, D.E.C.A. hizo lo propio con los Deutz, y poco más.
    Hubo una Lanz Ibérica, pero no deja de ser el mismo caso que los Renault, por ejemplo, que sí hubo fábrica instalada en España, pero no era un producto propio, y se limitaban a ensamblar piezas, materiales y diseños de otros países.

    Hay algún caso aislado de atrevidos constructores, como los Solé, T.A.I.S.S.A., Romero, Agria o Benach, que fabricaron algunas unidades de tractores-orugas (con cadenas), viñateros u hortícolas, pero en todo caso se limitaban a acoplar propulsores de otros (Fiat, Renault, Ford, Perkins, etc).
    Matacás fue el caso contrario: fabricante de motores español, que lo mismo se usaban en apisonadoras, que en tractores, que en botes, que en estaciones de bombeo.
    Pero no se puede hablar de constructor español de tractores en ningún caso.

    Así que aquí, en España, nos hemos tenido que conformar con unas pocas miniaturas agrícolas que puedan llamarse españolas; más juguetes que otra cosa, y que marcas como Joal, Sanchís, Moltó, Payá, Majorette (francesa más que española) y alguna otra que me dejo, han reproducido con más cariño que acierto; y en muchos casos también bajo licencia de Dinkys, Corgis, Oxfords...

    Ése era el panorama que teníamos hasta que apareció Universal Hobbies, los chinos, o Internet, vaya usted a saber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto, el 700 A que-a-mí-no-me-gustaba, también era verdolaga, y está publicado.

      Je,je,je.Un buen ejercicio para aprender a retocar los crampones es hacerlo con los eslabones de las orugas de algún rusito...
      La verdad se ve raro el enganche. Pero ya le he dicho que en esto toco de oído, aunque como un artillero, lo que es bastante preocupante.
      Veo que no hay una corredera y me pregunto si los dos vástagos laterales no serían de longitud variable (con una rosca, como un astil) y servirían para fijar la posición horizontal del central.

      Se agradece lo compendioso de la información, que ayudará a parar las orejas en el futuro de escuchar alguno de esos nombres.
      En mi humilde opinión, creo que la mayoría de las máquinas que nombró merecen ser consideradas españolas. Aún en las ´fabricaciones bajo licencia es muy difícil que el despiece sea idéntico al original, aunque sea por cuestiones logísticas. Eso, las variaciones de aspecto, y la apreciación cultural, terminan por darle al vehículo un carácter local.
      También considero importante quién pone las piezas juntas, y que no es tan necesario que el diseño o construcción sean integrales.
      Por poner solamente un ejemplo, Massey Ferguson ni en sus tiempos de Massey-Harris tuvo motor propio. Al principio se arregló con Continental y después agarró los Perkins, pero un MF es un MF, ¡qué joder!

      Con toda esta movida, se me ocurrió escanear y subir en esta misma entrada una nota sobre los tractores Barreiros (bah, en realidad la imagen, porque el artículo está escrito en ruso).

      Me queda una inquietud con D.E.C.A ; no sé si se trata de una coincidencia o una confusión.
      Le cuento; en 1959 una empresa metalúrgica muy importante de mi provincia, La Cantábrica S.A., acuerda con KHD la formación de DECA Deutz Argentina. Fabricaron motores, camiones y por supuesto tractores. Estos últimos no se correspondían con las líneas alemanas de Deutz porque se adaptaban a las dimensiones territoriales locales, y eran de potencia bestial para arriba.
      En Fahrzeugseiten , nuestro conocido Peter Kautz tiene una entrada para un DECA:

      http://www.fahrzeugseiten.de/Traktoren/Deutz/Deca_A110/deca_a110.html

      Vino Universal Hobbies y lo arrasó. Y no solamente por sí misma y sus modelos, sino por la demanda que crearon; algo que parece que Hachette lo tiene claro.
      Aún sin recurrir a nuevas facturas, con sólo recuperar las matrices de Ertl en 1/32 y 1/16 y pasarlas a 1/43 como estos Ros Agritec, yo me fregaría las manos y me haría una panzada.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Cuanto se aprende de ustedes, en serio...
      Abrazos!

      Eliminar
    3. Toda la razón maestro. Me quedé con la mosca tras la oreja tras echar un vistazo al enlace del Sr. Kautz y al ver el A-110 caí en la cuenta que es enormemente parecido al que tiene un vecino. Para allá que me fui y tras dejarme acceder al trastero donde lo tiene oxidando, en la placa del vano motor lo dice bien claro: DECA Buenos Aires con licencia KHD Koln.
      Así que apuntese un tanto. Toda la vida pensando que era española y la Deutz Cantábrica es (o era) netamente argentina.
      En otro orden de cosas omití deliberadamente Schuco en la lista de miniaturas agrícolas porque me alegran la vista, pero me entristecen el bolsillo.
      Saludos.

      Eliminar
    4. ¡Maestro, con esto me voló la cabeza!
      ¿Sabe que ayer, al volver sobre la entrada de don Kautz, estaba absolutamente convencido de que iba a encontrar una foto de la chapa de registro, que por supuesto no estaba?
      ¡Pero claro, si Ud. la tenía ahí, a la mano!

      Lamentablemente, La Cantábrica fue. Su defunción sobrevino en el proyecto neoliberal de la segunda mitad de los 70, auspiciado por la dictadura cívico-militar.

      Con respecto a lo de Schuco, lo acompaño en el sentimiento.
      No somos nada.

      Eliminar
  5. Muy buen contexto histórico, no sabía que la pérdida de trabajadores fue un factor que impulsó la mecanización del campo en Europa. Me gustan las modificaciones y mejoras que le hacés a los modelos, realmente los cambia mucho, y la simpleza del FIAT me simpatiza. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre lo mejor que tiene publicar está que además de averiguar cosas específicas del modelo, echás también algún vistazo a esos rinconcitos de la historia por los que quizás pasate de largo.
      Me gustan mucho las antiguallas como esta, la que además al ser el primer FIAT, me enciende la codicia de coleccionista.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Igualmente ocurrió con los camiones, tras la Primera Guerra Mundial.
      Tuvieron que desarrollar acoples para los camiones pensando en sustituir a la fuerza humana. Simplemente, no había hombres...

      Eliminar
  6. Los muchachos de hoy mienten, roban, matan... y usan off shore.
    Hermoso modelo de Fiat, el "namber uán" de los turineses; pero esas ruedas con sobrantes, ¡y eso que son las del modelo "bueno"! El cambio en ellas luego de la lijada es increíble: ya no mira más nariz arriba como "orgulloso" votante del actual presidente (MMLPQTP). Queda hermosa la palabra FIAT bien grande en el radiador.
    Ya veo ese Barreriros en su taller...
    Abrazo!
    PD: ¿Y qué va a ser de la vida del modelo que le llegó roto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero son los mejores de los últimos 50 años...

      El modelo tenía sus cositas de origen, a las que se sumaron otras que hacen pensar que era de "segunda selección"; aunque en vez de Munro tuve que buscarlo en China.

      Me acuerdo de Leda, una italiana dueña de una librería muy bien puesta en la Av. San Martín, muy cerca de mi escuela. Tenía una entonación particular, pero usaba y pronunciaba el castellano a la perfección. Se notaba que era una persona ilustrada y sus modales eran encantadores, por lo que a veces sorprendía la naturalidad con que usaba algunas expresiones.
      Con respecto a lo que comentás sobre la actitud original de mi tractorcito y las mujeres y hombres de PRO, puedo escuchar a Leda diciendo : "Ay, yo no puedo soportar a esa gente que anda por la vida oliendo soretes"

      El modelo sobrante probablemente se tome el avión en Torino/Caselle y se baje en Chicago/O'Hare para donarle sus ruedas a un McCormick ...

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Jaja, conozco varios como los referidos por Leda a los que les encanta oler soretes. Pero de tanto mirar desde y para arriba, ya se van a tropezar con lo que está abajo. ¡Y van a caer!
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Esto es un tractor, carajo!!.
    Qué me vienen con plasticos vacuoformes, luces aerodinámicas para ir a 30km/h, y 4 ruedas de igual tamaño!!!
    Excelente el laburito de restauración como siempre, asi como el efecto raspado de las ruedas dándole aspecto metálico y sensación de peso.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja,ja, no hay caso! Yo también creo que estas son herramientas y se les tiene que ver el fierro.
      El maquillaje y los materiales poco nobles, realmente son poco apropiados y alejados de la tradición!
      (Fijate por donde viene a saltar que en el fondo somos un par de "conservas".¡Qué bajón!)

      Parafraseando al Gaucho quilmeño, el modelito era un diamante en bruto, pero yo fuese todavía más bruto si no hubiera intentado meterle mano.

      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Przednia oś już pierwotnie posiadała zaskakująco dużo detali :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar