Vistas a la página totales

lunes, 10 de junio de 2019

PABLO MARINIG 29/01/62-12/11/18

QEPD

Hasta siempre Negrito

Tu Hermano Gustavo.

viernes, 21 de septiembre de 2018

John Deere 4020 (1968)

La  máquina


 Johnny  Popper  era  el  apelativo  familiar  con  que  todos  los  tractores  de  la  marca  del  ciervo  fueron  conocidos  en  la  primera  mitad  del  siglo  pasado.
La  característica  cadencia  de  sus  motores  de  dos  cilndros  arrullaban  a  John  Deere en  un  cómodo  segundo  lugar  en  las  ventas  domésticas  de  los  EE. UU., pero  para  los  60  se  propuso  conseguir  el  oro.
El  comienzo  de  la  sexta  década  escuchó  desvanecerse  el  "pop-pop-pop-pop"  de  los  Two  cylinders, y  acrecentar  el  ronroneo  de  diesel  de  cuatro  y  seis  cilindros  de  la  que  sería  conocida  como  Serie  10  o  New  Generation. Fue  un  movimiento  audaz  de  la  fábrica  de  Iowa, que  alcanzó  niveles  revolucionarios  con  el  modelo  8010  de  150 hp.
(Y  tan  revolucionario  fue  que  conmovió  al  mismísimo  camarada Nikita Jruschov. Pero  por  ahora, vamos  a  confiar  que  en  el  futuro  podamos  dar  más  amplia noticia  de  esa  espectacular máquina).
Sin  embargo, fue  un  modelo  en  el  medio  de  la  gama  el  que, con  un  considerable  éxito, justificó  con  creces  a  la  nueva  generación: el  4010. Con  una  potencia  media/alta  (72 hp), tanto  en  motor  de  ciclo  Otto  (a  nafta  o  gas  propano  liquido)  como  Diesel, su  consumo era  muy  económico. La  caja  totalmente  sincronizada  y  un  precio  menor  al  de  la  competencia  terminaban  de  ponerle  el  moño  a  un  paquete  muy  tentador.
La  gran  aceptación  de  esta  máquina  hizo  que  la  compañía  se  abocara  a  explotar  el  éxito  con  una  serie  de  mejoras  sustanciales, y  así, en  apenas  tres  años  el  popular  4010  dejó  su  lugar  en  las  líneas  de  producción  de  Waterloo, Iowa  al  tractor  de  esta  entrega, el  4020.
Indiferenciable  en  dimensiones  y  aspecto  general  el  nuevo  modelo  llevaba  una  tapa  de  motor  "tocada", que  aún  aumentando  levemente  el  consumo, elevaba  la  potencia  en  más  de  10 hp  e  incorporaba  inyectores  más  eficientes  y  confiables. Una  nueva  transmisión  Power  Shift  hacía  posible  la  introducción  de  todas  las  velocidades  en  forma  automática.
Corrían  tiempos  que  no  conocían  de  pantallas  LCD  o  cámaras  traseras  de  CCTV, y  era  común  que  el  tractorista  pasara  un  buen  tiempo  manejando  inclinado  a  la  derecha  y  ligeramente  hacia  atrás, dando  frecuentes  vistazos  a  los  implementos  que  remolcaba.      En  el  4010,  los  controles  del  sistema  hidráulico  estaban  ubicados  del  lado  izquierdo  del  tablero  de  instrumentos  y  alcanzarlos  implicaba  la  mayoría  de  las  veces  aparatosas   maniobras  entre  los  rayos  del  volante  de  dirección. Una  de  las  características  visibles  de  los  nuevos  4020  era  precisamente  una  mezcla  entre  consola  y  pupitre  ubicada  contra  el  guardabarros  derecho  que  agrupaba  los  mandos  del  enganche  de  tres  puntos; elevada  hasta  aproximadamente  la  altura  del  apoyabrazo, permitía  que  la  mano  derecha  reposara  cómodamente  sobre  aquellos.
Además  del  tipo  estándar  diesel  que  hoy  mostramos  y  como  casi  todos  los  modelos  de  la  New  Generation, el  4020  se  fabricó  también  como  row  crop  y  con  despeje  aumentado  (High-crop) 
Nuestro  modelo  de  la  semana  estaba  impulsado  por  un  diesel  seis  cilindros  refrigerado  por  agua  de  6 600 cm³, que  entregaba  83 hp  a  2 200 rpm. La  transmisión  automática  Power  Shift  permitía  seleccionar  ocho  marchas  adelante  en  un  rango  de  3,2  a  33,0 km/h, y  cuatro  reversas  entre  2,7  y  7,9 km/h.
Sus  dimensiones  (largo/ancho/alto)  eran  383 / 227 / 198 cm, y  su  peso  4 336 kg.
Fue  construido  en  Waterloo, Iowa  por  un  total  de  184 879  unidades  de  todas  las  variantes  entre  los  años  1963  y  1972. 
 
Foto :  Machinefinder  en   http://blog.machinefinder.com/wp-content/uploads/2013/02/4020-3-1024x768.jpg

 

El  modelo

Esta  miniatura  de  UH  es  definitivamente  la  mejor  reproducción  existente  de  cualquier  John  Deere  en  1/43. Tiene  una  gran  presencia  y  la  acostumbrada  precisión  en  los  detalles  de  la  marca  gala.

En  la  máquina  real  el  aire  de  admisión  ya  entra  al  filtro  formando  torbellinos, y  la  fuerza  centrífuga  produce  una  primera  separación  de  contaminantes  gruesos  (tierra, paja)  que  se  depositan  en  un  contenedor. Dicho  recipiente  esta  hecho  en  material  plástico  transparente  para  permitir  revisar  a  simple  vista  si  está  lleno, y  proceder  a  su  vaciado. En  el  modelo  ese  detalle  está  representado  con  pintura  plateada,  algo  que  consideramos  lógico  al  hacer  un  balance  entre  los  costos  de  fabricación  y  el  precio  final  de  la  miniatura, realmente  accesible.
¡Lo  que  escapaba  a  nuestra  imaginación  fue  encontrar  que  la  pequeñísima  mariposa  que  sujeta  la  tapa  del  recipiente  colector  estaba  representada!
Esos  finísimos  detalles  de  matriceria  típicos  de  UH, y  que  consiguen  sobreponerse  a  cualquier  limitación  en  las  terminaciones, merecen  nuestro  agradecimiento  y  homenaje. Por  lo  cual  decidí  separar  la  tapa, destacar  la  mariposa  con  pintura  plateada, agregar  un  trocito  de  alambre  que  aludiera  al  resto  del  tornillo, y  representar  el  recipiente  colector. Esto  último  lo   hice  con  una  rodaja  de  tubo  de  polietileno  del  que  suele  usarse  como  protector  en  los  pinceles  artísticos  de  pelo  fino.
El  resto  fue  solamente  un  sombreado  en  las  rejillas  del  radiador  y  el  habitual  retoque  de  ópticas.
Aquí  está  el  resultado.




















¡Hasta  la  próxima!