Vistas a la página totales

viernes, 6 de abril de 2018

Unimog U 401 (1953)

La máquina


"¡Es  un  aparato!" : expresión  que  solemos  aplicar  a  individuos  con  una  personalidad,  eh ... difícil de  definir.
Al  equipo  de  ingenieros  alemanes  encabezado  por  Albert  Friedrich  también  se  le  hacía  complicado  tipificar  esa  máquina  en  la  que  venían  trabajando  desde  1945, hasta que  uno  de  ellos, Hanz  Zabel, cortó  el  nudo  gordiano  con  el  acrónimo  UNIversal  MOtorGerät  (Aparato  motorizado universal). Nótese  que  usó  la  palabra  "aparato" (Gerät)  en  lugar  de  "vehículo"  (Fahrzeug), ¿Por  qué  tantos  reparos?
En  primer  lugar, y  muy  suelto  de  cuerpo, voy  a  afirmar  ante  la  incredulidad  de  varios  de  ustedes  que  el  Unimog  fue  concebido  ab  initio  como  una  máquina  estrictamente  agrícola, y  su  aspecto  de  camión  ligero  revela  solamente  una  de  sus  funciones.
Tanto  Friedrich  (que  había  trabajado  para  Daimler-Benz  en  el desarrollo de  los  soberbios  doce  cilindros  aeronaúticos  de  la  serie  DB 600) como  varios  de  sus  colaboradores  provenían  del  campo, y  el  propósito  del  proyecto  era  conseguir  una  sola  máquina  capaz  de  preparar  el  terreno, sembrar, cultivar, recoger, y  transportar  la  cosecha.
Como  podrán  ver  en  el  afiche  de  propaganda, y  más  tarde  en  el  modelo, el  emblema  de  la  marca  llevaba  una  cabeza  de  buey  estilizada  y  no  sin  razón. Se  podría  decir  que  esta  máquina  es  un  ejercicio  de  biónica, en  el  que  por  medio  de  una  suspensión  mecánica  se  imita  la  disposición  de  un  vertebrado  cuadrúpedo, haciendo  que  las  cuatro  patas  (ruedas) estén   en  permanente  contacto  con  el  suelo  sin  importar  la  actitud  del  resto  del  cuerpo; además  la  musculatura  (tracción  continua)  de  todas  y  cada  una  de  las  patas  cooperaba  para  lograr  el  avance  del  animal (Unimog). El  poder  traccionar  en  terreno  difícil  con  ruedas  simétricas  y  relativamente  pequeñas,  más  aptas  para  el  manejo  en  la  ruta, contribuía  a  la  flexibilidad  de  empleo.
La  caja  de  velocidades, otra  joya  mecánica  ubicada  en  el  centro  de  la  máquina,  distribuía  los  25 hp  del  motor (el  mismo  diesel  que  equipaba  al  popular  sedán  Mercedes  170 D)  a  los  diferenciales  delantero  y  trasero, a  las  tomas  de  fuerza  también  ubicadas  adelante  y  atrás, y  a  una  polea  ubicada  en  el  costado  derecho. Esta  última  convertía  al  Unimog  en  un  verdadero  "aparato  motorizado" ya  que  sin  desplazamiento  alguno, podía  comunicar  potencia  a  instalaciones  fijas  como  trilladoras, sierras  y generadores  eléctricos.
Otro  gran  mérito  de  la  caja  era  conseguir  un  juego  de  relaciones  muy  amplio  que  iban  desde  las  muy  lentas,  necesarias  para  trabajar  la  tierra, hasta  una  máxima  de  50 km/h  que  cuadriplicaba  la  de  cualquier  tractor  contemporáneo  y  brindaba  seguridad  y  comodidad  al  salir  al  camino.
Una  prueba  del  propósito  eminentemente   agrícola  del  Unimog  es  que  su  trocha  original  de  1 270 mm  y despeje  de  380 mm  fueron  establecidos  para  que  pudiera  pasar  sobre  dos  hileras  sembradas  de  papa. De  esta  manera  se  podían  arar, sembrar  con  papines (tal  cual  se  ve  en  la  foto  de  abajo), aporcar, y  voltear  cuatro  hileras  de  papas  en  cada  pasada.


La  primera  compañía  en  patrocinar  el  proyecto  de  Friedrich, inicialmente  conocido  como  Allzwecktraktor  (tractor  multipropósito)  fue  la  Erhard  &  Söhne; los  prototipos  de  esa  época  eran  totalmente  abiertos  y  bastante  rústicos  pero  brindaron  valiosas  experiencias  para  el  desarrollo.
En  1949, ya  como  Unimog, con  una  carrocería  muy  sencilla, caja  de  carga, y  techo  de  lona  replegable, comienza  a  ser  producido  en  serie  por  Boehringer  Werkzeugmachinen  GmbH  (Máquinas-herramienta  Boehringer  SRL)  de  Göppingen. La   primera  intención  de  Friedrich  fue ofrecer  la  producción  a  Daimler-Benz, sin  embargo, las  normas  impuestas  por  los  Aliados  para  regular  la  competencia  y  racionalizar  los  esfuerzos  productivos, congelaban  los  rubros  de  las  empresas  en  la  inmediata  preguerra. Así, al  no  haber  producido  maquinaría  agrícola  en  ese  momento, DB  se  hallaba  inhibida  de  incursionar  en  la  actividad.
Finalmente, en  1951  Daimler-Benz  compra  los  derechos  de  Unimog  y  traslada  la  producción  a  su  sede  definitiva  en  Gaggenau. Entre  1953  y  hasta  un  año  antes   del  final  de  la  producción,  nuestro  modelo  de  hoy  llevó  el  emblema  e  inscripciones  de  Boehringer  junto  con  la  estrella  de  tres  puntas.
El  Unimog  401  era  propulsado  por  un  diesel  refrigerado  por  agua  OM 636  de  cuatro  cilindros  y  1 767 cm³, que  entregaba  25 hp  a  2 300 rpm. La  caja  tenía  seis  marchas  adelante  entre  0,3  y  50 km/h, y  dos  reversas.
Sus  dimensiones  (largo/ancho/alto)  eran  3 570 / 1 630 / 2 100 mm, y  su  peso  vacío  1 780 kg.
Se  fabricaron  en  Göppingen  como  Boehringer  70 200  unos  600  ejemplares  entre  1949  y  1951, mientras  que   en  Gaggenau  la  cantidad  de  modelos  401  producidos  llegó  a  16 774  entre  1951  y  1956.

Foto  :  Konrad  Neumann   en   http://www.fahrzeugbilder.de/1024/eckig-kantig-unimog-gesehen-bei-69224.jpg



El modelo

Son  un  castigo. Mejor  dicho : las  ediciones  limitadas  de  Schuco  fueron  un  castigo  para  mí. Con  este  Unimog  se  termina  la  maldición. Lo  ví  en  una  tienda  local  en  2014, el  mismo  año  en  que  apareció  en  el  catálogo. Es  realmente  hermoso, fíjense:





Claro  está  que  al  empezar  a  revisarlo, e  ir  conociendo  más  sobre  la  máquina  original, la  belleza  comenzó  a  diluirse.   
El  frontal, una  cara  pieza  fotograbada, lleva  la  estrella  de  tres  puntas  fundida  con  el  resto  de  la  parrilla. Un  trocito  de  plástico  bien  moldeado  hubiera  sido  mas  eficaz  y  barato. Tiene  dos  limpiaparabrisas  fotograbados  (uno  de  más)  y  ningún  espejo  retrovisor.
Probablemente  sea  la  reproduccion  del  único  modelo  Custom  o  Deluxe  de  un  Unimog, ya  que  tiene  los  guardabarros  pintados  en  diferente  color  al  de  la  carroceria...
Pero  lo  peor  de  todo  es  que  no  tiene  ni  enganche  ni  polea. Así, me  encontré  con  la  doble  decepción  de  haber  pagado  caro  un  modelo  incompleto  y  poco  fiel.
Después  de  casi  cuatro  años, me  decidí  a  meter  mano  y  hacer  algo  con  él.
Lo  peor  fue  la  parrilla. Al  tratar  de  quitar  la  estrella  para  después  volver  a  aplicarla, la  dañé  irreparablemente.

 Para  reemplazarla  utilicé  tres  puntas  de  alfiler  cortadas  a  1,5 mm  y  un  aro  hecho  con  filamento  de  aluminio  de  un  cable  telefónico. A  la  sección  central  de  la  parrilla  la  reconstruí  con  nylon  de  pescar  de  0,3 mm.


Hacer  las  piezas  restantes  fue  mucho  más  amable. Un  mango  de  aluminio  de  una  trincheta  inservible  y  un  portacalisuar  de  bronce  tenían  las  dimensiones  y  apariencia  exactas  para  realizar  la  polea  y  los  protectores  de  punta  de  eje  delanteros. 

Los  estribos, que  tampoco  trajo  la  miniatura, tienen  a  escala  el  tamaño  y  forma  de  un  alfiler. Para  poder  doblarlos  sin  que  se  quiebren  es  necesario  primero  quitarles  el  temple. Simplemente  se  calientan  al  rojo  en  una  hornalla  de  la  cocina  y  se  enfrían  rápidamente  sumergiéndolos  en  agua.
Otra  de  las  incongruencias  de  la  miniatura  de  Schuco  (y  van ...) es  la  caja  de  carga  pintada  en  imitación  de  madera  con  los  letreros  "Unimog"  en  blanco. En  rigor, los  vehículos  salían  de  fábrica  con  el  maderamen  pintado  de  verde, sobre  el  que  dichos  letreros  eran  bien  visibles.
Sin  embargo, entre  el  montón  de  fotos  que  miré, noté  que  varios  restauradores  reemplazaban  las  tablas  despintadas o  podridas  por  otras  de  madera  blanca, apenas  cepilladas. Me  gustó  la  idea, y  decidí  aplicarla.

Además  de  preparar  las  calcas, le  dí  al  modelo  unas  manos  de  acrílico  blanco  para  que  sirviera  de  fondo.

Aquí  se  ven  sobre  una  de  las  planchas  de  calcas  todas  las  piezas  añadidas : el  enganche  aún  sin  pintar, estribos, espejo  retrovisor, polea, protecciones  de  punta  de  eje, parrilla, y  estrella  de  Mercedes.
La  mano  torpe  y  los  recursos  totalmente  caseros  seguramente  deslucieron  el  acabado  general, pero  el  principal  propósito  del  trabajo  fue  darle  a  este  Schuco  algo  que  personalmente  considero  más  importante  en  un  modelo: la  fidelidad.  















¡Hasta  la  próxima!

26 comentarios:

  1. Pablo, przyjacielu, patrząc na pierwsze zdjęcie modelu i porównując je z ostatnia fotografią w artykule stwierdzam, że to zupełnie inny model;) Naprawdę, to co zrobiłeś z tym modelem przeszło wszelkie oczekiwania - mistrzostwo świata!;)

    Pozdrawiam serdecznie:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Szymon, parece que gustó el modelo;)
      En circunstancias como estas, renuevo mi amor por las miniaturas de kiosko y los juguetes: rara vez debo hacer tal cantidad de trabajo para enmendarlos, ¡y siempre son más baratos!

      ¡Saludos mi amigo!

      Cóż, Szymon, wygląda na to, że podobał ci się ten model;)
      W takich okolicznościach odnawiam moją miłość do miniaturek na stoiska z gazetami i zabawek: rzadko muszę wykonywać taką pracę, aby je poprawić, i zawsze są one tańsze!

      Pozdrowienia, mój przyjacielu!

      Eliminar
  2. Uff, para cuanto da esta magnífica entrada!

    Empiezo por el contexto. Esta verdadera "navaja suiza" de la ingeniería de la automoción cubre muchos ámbitos de las actividades humanas: desde lo militar hasta el servicio al ciudadano (Bomberos, por ejemplo), pasando (y desde un principio) por la agricultura, que es tu tema afín. El concepto ha ido evolucionando, naturalmente, pero el fondo de la idea sigue así y quizás lo peor ha sido el gran incremento de precio que ha ido sufriendo la familia Unimog, haciéndolos casi totalmente inaccesible a cualquier particular.

    En cuanto a la miniatura, por un lado me trae muy malos recuerdos pues yo lo tuve, igualmente de SCHUCO y a 1:43, pero en versión Bomberos de alguna ciudad alemana que no recuerdo y que acabó estrellado en el suelo cuando limipiaba una vitrina... Siempre le critiqué el tamaño a este modelo, demasiado pequeño para lo que pensaba, pero viendo las fotos del original creo que al final no estaban muy desencaminados los alemanes. Punto para ellos.

    Pero el tuyo es una preciosidad, quedó "de lujo"! Ya tuviste "bemoles" en meterte a desmontar y mejorar un SCHUCO, pero eso habla muy bien de tu seguridad y sangre fría. Además es un modelo que no resulta muy barato que digamos... Pero supiste nadar y guardar la ropa, dando como resultado un ejemplar único y fiel a la realidad que podría ponerse en un diorama perfectamente.

    Así pues, diploma y mención honorífica para don Marinig, manitas "cum laude" del que ya echábamos de menos alguna entrada en su Blog.

    Un abrazo, Capo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La increíble capacidad todo terreno del Unimog lo salvo de desaparecer como otros tractores de la segunda posguerra. Mercedes trató más tarde con los MB Trac que tenían la misma mecánica pero con una apariencia más agrícola, y tampoco tuvieron mucho éxito. Y ahi entra a tallar el tema precio, del que no pude averiguar nada. Era una maquina maravillosa, pero si las cuentas no cerraban, la gente se arreglaba con un pequeño Deutz y a otra cosa.

      ¡Ah , eso es doloroso! Todos los coleccionistas tememos un percance como ese, y promueve la misma solidadridad que cuando instintivamente apretamos las piernas al ver armar la barrera para un tiro libre.
      Afortunadamente las medidas son las correctas. Recuerdo que tenés un 401 con cabina Westfalia y un "tipito" en 1/43 (¿Hans?) que parecen irreconciliables, pero si mirás esta foto vas a comprobar que con un poco de grasa una persona puede entrar:

      https://www.unimog-community.de/wp-content/uploads/2013/04/Unimog-Museum-Boehringer-Wischhof-Foto-Vogler-630x420.jpg

      Más que de sangre fría, se podría hablar de cristiana resignación. Ya me habían visto la cara, lo único que quedaba era tratar de justificar el precio que pagué, y mostrar en el modelo todo lo que escribí en el artículo (como suele suceder con los UH), y no quedar como un "chamuyero".
      De todas maneras , agradecido y satisfecho de que te haya gustado el resultado.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Vería muy difícil arar un huerto en condiciones con un Unimog. Hoy en día hay motocultores Honda (mulillas mecánicas) que dan más potencia que esta especie de Kubelwagen reconvertido.
    No sé porqué, al ver el Unimog me acordé de este otro.
    Para arrejuntar patatas estaría bien, como en la deliciosa foto en B & N; pero aquí, por España, yo solo lo he visto para uso forestal, ferroviario y poco más.
    Aunque teniendo en cuenta el momento en el que fue ideado, tampoco es de extrañar que también hubiera Land Rovers o Jeeps reconvertidos a destino agrícola.
    Entonces, en una economía doméstica y familiar tenía sentido. Mediados los años 50, en pleno acelerón latifundista, ya no.

    Gracias a usted, como siempre, con dos clavos, tres hierrecitos y un cable pelado, pasamos de tener una buena miniatura, a una virguería única e inestimable.
    Fantásticos también los tablones, muy realistas. En general, una gran transformación, y de cuyos resultados pocos pueden presumir: mejorar un Schuco. Ahí es nada.
    - - - - -
    Arrejuntando patatas, te he visto el culo.
    Y si no te lo he visto, me lo figuro.
    Me lo figuro, re-Diós, me lo figuro,
    como tienes la cara, tienes el culo.

    No es de Rosalía de Castro, sino una jotica, en una de sus muchas variantes, previa a los himnos regionales.
    No conviene hacer la letra muy complicada, porque a ciertas alturas del convite, ya se lengua la traba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mire, en ese punto necesariamente tengo que darle la palabra a alguien del gremio, que conoce mejor el paño. Aparte del tema del costo, que le comento más arriba a Antonio, algún otro inconveniente habría para que no sólo el Unimog, sino otros engendritos parecidos como el Sinpar Castor, el SAME Samecar y alguno de Deutz, no prendieran entre la gente de campo.
      El parecido con el Kubelwagen es evidente y coherente. Toda chapa doblada y con nervaduras, barata y que no requiriera grandes y caros balancines para producirla.
      Por lo menos lo del Jeep es un hecho; imagínese que después de fabricarlos por cientos de miles durante la guerra, Willys no quería perder el negocio, y los ofreció institucionalmente como máquina agrícola.
      Mucho antes (década del 20) también existió un negocio de conversiones "after market" para convertir al Ford T en tractor. Más tarde, con la Gran Depresión de los 30, estas conversiones fueron una salvación : en cualquier parte se podía enontrar una "Tin Lizzie" destartalada pero funcionando, abandonada o por monedas. Poniéndole encima u$s 150 o 200 se podía conseguir una máquina con que tratar de llevar adelante la granja. (Hace tiempo que estoy juntando material porque me gustaría hacer algo sobre eso...)

      ¡Me alegra que le haya gustado la madera! Conseguí en la red una foto grande y con muy buena resolución de un piso entablonado que me sirvió muchísimo.
      Tengo varios Schuco "ordinarios", precisos y hermosamente terminados, que pasaron directamente de la caja a la vitrina. Pero con las "ediciones limitadas" en dos de tres me vieron la cara de boludo...

      "La cultura es la sonrisa que acaricia la canción
      y se alegra todo el pueblo, quién le puede decir no.
      Solamente alguien que quiera
      que tengamos triste el corazón."

      La jotita es una belleza y se agradece la carcajada . Verá Ud., acá en el Río de la Plata solemos tener una lengua independiente del cerebro, y por lo tanto, bastante inmune a los efectos del etanol. Sin embargo, escuché que sigue una parte :

      "25 mujeres, 50 tetas
      si las cuentas tres veces, 150
      150 re-Dios, 150
      25 mujeres, 50 tetas..."

      Mis matemáticas son malas ya sobrio; temo que no pueda mantener la relación de números estando en curda...

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. W kolekcji traktorów jest to zdecydowanie ciekawy model, o ile nie najciekawszy :)
    Zaskoczyła mnie ilość poprawek, na które się zdecydowałeś. Oczywiście jak zwykle przyniosły zamierzony efekt.
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arek, seguramente esta máquina es más conocida por sus aplicaciones todo terreno militar y civil, que por su origen agrícola.
      Créeme que no habría hecho tantas adiciones si Schuco no me hubiera forzado.
      Pero al menos, ahora puedes ver en el modelo todas las mentiras que te he contado en el artículo. :)

      ¡Saludos mi amigo!

      Arek, z pewnością ta maszyna jest bardziej znana ze wszystkich zastosowań militarnych i cywilnych w terenie, niż z jej rolniczego pochodzenia.
      Uwierzcie mi, że nie zrobiłbym tak wielu dodatków, gdyby Schuco mnie nie zmusił.
      Ale przynajmniej teraz możesz zobaczyć w modelu wszystkie kłamstwa, które powiedziałem ci w artykule. :)

      Pozdrowienia, mój przyjacielu!

      Eliminar
  5. Un Unimog en su colección Tocayo, me encanta y lo sorprendente del caso es su motor de, 1,800 cc el OM 636, que a día de hoy aún hay muchos de ellos dando guerra, y que no solo montaría el Unimog si no que las DKW, también los montarían y los 180D también.

    Esta miniatura de la colección ha sido toda una alegría, pero mas el trabajo realizado en ella que hace que sea otra maravilla, y que hace parecer mas un Minichamps que un modelo de la colección de UH.

    Enhorabuena por ella Maestro


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tocayo, no es tan raro como parece que este Unimog esté en mi colección. En definitiva fue concebido como un tractor.
      Hay tres modelos muy buenos en 1/43 :
      Un Boehringer 70 200 de Mimichamps
      Un MB 401 de UH con enganche de corredera y torno.
      Un MB 406, también de UH, con cabina cerrada y enganche de tres puntos con levante.
      Hoy por hoy, se pueden conseguir los tres a un precio razonable, y los tres tienen muy buena calidad. Te los recomiendo
      Lamentablemente yo me ensarté con este Schuco edicion limitada, pasado dos pueblos y carísimo. Si lo pude acercar siquiera al nivel de un UH, me doy por satisfecho.
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Creo que ya habìamos hablado de la fidelidad de Schuco, es una làstima que sean asì de improvisados.
    De todos modos, esa desprolijidad le diò la oportunidad de arremangarse.
    Le aplaudo el trabajo de la delantera, esa estrellita y el pedazo de parrilla reemplazado con tanza son proezas de alto riesgo.
    Todo sea por el modelo y la fidelidad, le juro que yo lo entiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hubiera dejado pasar esta oportunidad con alegría y sin arrepentimiento, si hubiera conocido y/o conseguido alguno de los tres modelos que le detallo más arriba a Pau.
      Con la parrilla usé guantes descartables y barbijo, porque sudaba más que el negro de la serie Misión Imposible y si puteaba muy fuerte se me desparramaban las piezas.
      Y sí, el modelismo es un sacerdocio.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Acabo de recordar unas palabras que ponen en negro sobre blanco la estupidez que cometí al adquirir este Schuco, y la leccion que se desprende de ese error:

      "El que no tiene buena cabeza para prever, ha de tener buenas espaldas para aguantar"
      Juan Domingo Perón

      Eliminar
    3. eso lo dijo el pocho?
      èl tenìa que aguantar con la espalda,
      porque si tenìa que usar las manos vamos jodidos.

      Eliminar
    4. No tan jodidos como cuando estamos librados a la buena cabeza de los gorilas, tal cual nos muestra la Historia una y otra vez.

      Eliminar
    5. Gorilas...
      Siempre recuerdo un graffiti que adornaba una pared en Paraná a fines de los setenta:
      "Tiemblen gorilas, Tarzán es peronista".

      Eliminar
  7. ¡Qué bella la foto de los 4 campesinos sembrando papas!
    Se termina el castigo Schuco, ¿acaso no pensás comprar más bellezas de la marca? ¿O el ser presidente del Club de Odiadores de Schuco no te permite adquirirlos? Igual, ya estás acostumbrado a los modelos incompletos y poco fieles (¡y caros!) de la marca. Me encantó que hayas tenido 4 años de meditación para decidirte a mejorarlo, ya que el tiempo dio sus frutos. Eso si, deberías patentar la frase "Otra de las incongruencias de la miniatura de Schuco".
    Los detalles increibles: estribos, espejito, arreglo de la parrilla y rehacer la estrella, enganche, polea, protecciones de la punta de los ejes...
    El resultdo es inversamente proporcional a tu declaración, "los recursos totalmente caseros embellecieron el acabado general".
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que somos varios a los que nos impactó esa foto. Quizás al ver esas espaldas dobladas, muchos "cuellos blancos" que jamás cargaron un cajón o una bolsa de 50 kg y que tienen que leer el manual de instrucciones para usar un martillo, sean más prudentes y dejen de llamar vagos a quienes malviven a pesar de su esfuerzo. Quizás también, reflexionen un poco antes de llenarse la boca con expresiones tales como "la cultura del trabajo", o "me mato trabajando".

      Mirá, si no compro más miniaturas caras (o baratas), va a ser por las decisiones de otro presidente!

      Parece mentira pero es cierto. En cuatro años aparecieron técnicas e ideas nuevas que me facilitaron bastante las cosas.

      Supongo que cuanto más se parezca a una máquina real, más lindo se va a ver...

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Mirá, conozco un coleccionista (habitué a los antiguos foros de autitos y a los actuales grupos de coleccionistas en Facebook) que cada vez que le preguntás "¿cómo andás?" te contesta de esta manera: "Trabajando como negro para vivir como blanco". Me cansé de decirle que esa frase presupone que un negro debe trabajar más que un blanco, y que un blanco debe vivir mejor que un negro. Me miraba, se reía, y al rato lo escuchaba repitiéndole la frase a otra persona. No cambian más, es de los mismos que hablan de la cultura del trabajo, de matarse trabajando, de que nadie les regaló nada... Fascistas e ignorantes (valga la redundancia).
      El Unimog es precioso, es en este blog lo más parecido a un modelo de carreras que he visto. También tengo el mío:
      http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2013/05/202-mercedes-benz-unimog-u1300l.html
      Abrazo!

      Eliminar
    3. ¡Ah! Por cosas como esa en momentos de desaliento pienso que nuestra generación, en cuanto a colectivo, está podrida hasta la raiz y es absolutamente irrecuperable.
      De ahí que le estemos echando un gran fardo a ustedes los educadores: son la única posibilidad de que los que vienen, con los referentes adultos de mierda que tienen, desarrollen un pensamiento crítico y no se conformen con 1 500 palabras y 20 frases hechas.
      (Cien por ciento argento/zurdo/peronista/populista/ateo).

      Eliminar
    4. Je, anoche en la escuela llega una profesora y cuando saluda dice "acá estoy trabajando como negra"; le digo que algún día la van/voy a denunciar al INADI, y se quedó mirándome como si estuviera loco. Imaginate lo que es tratar de hacer pensar distinto a un hijo de ese tipo de personas...

      Eliminar
  8. Uff, la verdad que apenas vi la primer foto no pensé que se vendría tamaña intervención a un modelito que, prima facie, lucía bastante monono. Sin embargo en esto del modelismo aprendimos a que nunca digas nunca. Coincido en ese apego tuyo a la máxima fidelidad y si bien muchas veces hice cosas parecidas todavía no llegué tan lejos como a hacer calcas o bien hilar (en el sentido textual) tan fino como para reconstruir esa estrella o la parrilla.
    Bien por la idea, te felicito, ahora me hiciste dudar si el mio que es Minichamps tiene la bendita polea al costado, y no lo tengo justamente a mano como para comprobarlo, pero como fanático acérrimo del Unimog ahora no podré vivir soportando su ausencia (si la tuviera), voy a ver si por fotos web puedo chusmearlo y sacarme la duda jeje.
    Felicitaciones una vez más Master!
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El modelismo es un viaje de ida. NO TE SUBAS.

      (Este ha sido un mensaje de interés público de la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Vicente López)

      ¡Y claro que es lindo! Por eso me emputecí, lo pagué ... y me ensarté como churrasco 'e croto.
      El Boehringer 70 200 de Minichamps, en verde oscuro, no tiene polea (que era desmontable) pero si tiene el enganche, los estribos y el retrovisor. Es un muy buen modelo y por eso se lo recomiendo a Pau más arriba.
      En un momento mi intención fue obtener un Boehringer, que fue el Unimog rural primigenio, pero en ese caso tendría que haber modificado las llantas . Como la estrella quedó pasable, lo seguí adelante como un Mercedes.

      ¡Gracias y un abrazo Master!

      Eliminar
  9. El modelo era una belleza y lo dejó mejor! Así vale la pena meter mano! Menos mal que no puso la gordita haciendo peso en el arado... Por que si ponía la gordita sentada atrás le juro que le rompía las pelotas hasta que me lo vendiera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Pero le reitero que ante la estética antepuse la fidelidad.
      Si Ud. tiene en cuenta esto comprenderá que si agregaba al modelo a su pulposa y adorada Liselotte, también hubiera estado obligado a hacerlo con Frieda ... y con Gunther y Sepp.
      En esas condiciones creo que su entusiasmo se hubiera desvanecido.

      Eliminar
    2. Si agregaba a Frieda no me quejaba, doblaba el precio!


      Eliminar